¿Cómo influyen los aromas en las emociones?

En este blog te voy a enseñar sobre las emociones, su relación con los órganos de nuestro cuerpo y como los diferentes tipos de aromas pueden provocar cambios en nuestro estado emocional.

 

Las emociones y los órganos

 

Las emociones son respuestas naturales de nuestro organismo frente a los estímulos que recibimos del entorno.

Estos estímulos se reciben en un área específica de nuestro cerebro. Esta elabora rápidamente una respuesta que se expresa de diferentes maneras, sea con expresiones faciales, dolores, cambios en el comportamiento. Sin embargo, cuando las emociones son negativas se guardan en nuestro interior acumulándose y provocando con el tiempo  emociones extremas y acciones inapropiadas que pueden terminar en enfermedades crónicas.

Sin embargo, las emociones también provocan sensaciones y sentimientos positivos y agradables que nos ayudan a crecer y madurar.

La alegría, la ira, el miedo, la tristeza son emociones naturales en el ser humano, es necesario experimentar estas emociones y sentirlas. Pensamos que siempre debemos estar alegres y si sentimos tristeza, miedo o enojo no nos permitimos expresarlas. Ese será el resultado de acumularlas y posiblemente nos enfermaremos.

Además las emociones tienen una relación estrecha con nuestros órganos. Es así como demasiada tristeza, afectará a los pulmones y posteriormente al corazón, el miedo extremo al riñón, el acúmulo de ira o cólera al hígado y el exceso de alegría que es la euforia, afectará al corazón.

Como dije anteriormente, las emociones deben ser expresadas, canalizadas, no controladas y peor aún guardadas. Cada emoción que guardas intensamente, provocará un dolor en tu cuerpo. Debemos aprender a tener equilibrio emocional.

 

Los aromas y las emociones

 

Los aromas, tienen un papel fundamental en nuestras emociones, pueden provocarnos bienestar o malestar. Además, son estímulos que llegan profundamente a nuestro cerebro, nos hacen recordar momentos, personas, situaciones que hemos vivido, etcétera. Provocando respuestas agradables o desagradables.

Es así como a ciertas personas un aroma puede provocarles estados emocionales positivos, y el mismo aroma provocará negatividad en otras, de acuerdo al estímulo que les provoque.

Por ejemplo, el aroma a palo santo o pino, en algunas personas provoca bienestar, seguridad, amor, ya que recuerdan momentos familiares en épocas de navidad, mientras que, otras personas rechazan ese olor ya que posiblemente tienen malas experiencias de esa etapa de su vida.

Por tal motivo, puedes utilizar aromas de acuerdo a sus propiedades o utilizarles de acuerdo a tus necesidades. Piensa bien que olor quisieras tener cerca, para sentirte mejor si estás triste, o qué olor te tranquilizará si estás muy enojado, etc.

Existe un excelente terapia para contribuir al bienestar integral de las personas, llamada aromaterapia. La aromaterapia utiliza concentrados de plantas aromáticas, que aplicados de una forma profesional, te ayudarán a equilibrar tus emociones y sentirte mejor.

 

Algunos ejemplos de aromas que te pueden ayudar:

 

  • La mandarina ayuda a la depresión
  • El romero disipa la ira
  • El limón vence los miedos
  • La rosa equilibra la tristeza